¡Descubre el desafiante Pasaje de Drake y su conexión con la Antártida!

El Pasaje de Drake, también conocido como el mar de Hoces, es un tramo de mar que separa América del Sur de la Antártida. Este paso marítimo, a veces llamado erróneamente estrecho, es la ruta más meridional de comunicación entre los océanos Pacífico y Atlántico. Con su anchura mínima de ochocientos a novecientos cincuenta kilómetros, sus aguas son consideradas por los navegantes como las más tormentosas del planeta.

El descubrimiento y la denominación del Pasaje de Drake

El mar de Hoces fue descubierto por primera vez por Francisco de Hoces en 1526 durante la expedición española de García Jofre de Loaísa. Sin embargo, el nombre de "Pasaje de Drake" se utiliza en la cartografía internacional en honor al corsario inglés Francis Drake, quien cruzó el estrecho de Magallanes en 1578 y se vio arrastrado por un temporal hacia el sur, demostrando que Tierra de Fuego no era un continente, sino una isla. En España, el mar de Hoces también es conocido como "mar de Hoces" en honor al navegante español que lo descubrió.

Geografía y características del Pasaje de Drake

El Pasaje de Drake se encuentra entre los 56° y 60° de latitud sur y es el cruce más corto entre la Antártida y el resto de las tierras emergidas del planeta. Limita al este con el mar del Scotia y al sur forma parte del océano Antártico. Sus aguas son famosas por ser extremadamente tormentosas, con olas de más de diez metros.

A lo largo del pasaje, se pueden observar diversas islas, como las islas Diego Ramírez de Chile. Estas aguas son conocidas por ser hábitat de ballenas, delfines y aves marinas, lo que lo convierte en un lugar ideal para el avistamiento de fauna marina.

Importancia en la oceanografía física y las interacciones oceánicas y climáticas

El Pasaje de Drake desempeña un papel fundamental en la circulación oceánica global. Permite la conexión entre las tres principales cuencas oceánicas (Atlántico, Pacífico e Índico) a través de la corriente Circumpolar Antártica, la corriente oceánica más fuerte del mundo. Esta corriente transporta un enorme volumen de agua alrededor de la Antártida y afecta la temperatura global de la superficie y la circulación atlántica.

Además, la topografía del pasaje de Drake influye en la mezcla y la turbulencia del agua, lo que tiene un impacto en la circulación termohalina y en la distribución de nutrientes y carbono en el océano.

Historia y disputas de jurisdicción

El Pasaje de Drake fue descubierto en 1526 por los tripulantes de la carabela San Lesmes durante la expedición de García Jofre de Loaísa. A lo largo de la historia, ha sido utilizado por numerosos navegantes y exploradores, como Francis Drake y Willem Schouten.

La jurisdicción sobre las aguas del pasaje de Drake fue objeto de disputa entre Argentina y Chile hasta la firma del Tratado de Paz y Amistad en 1984, que estableció zonas económicas exclusivas para ambos países y fijó parte del límite en el meridiano del cabo de Hornos.

¡Sumérgete en el desafiante Pasaje de Drake!

El Pasaje de Drake es un lugar fascinante y desafiante que conecta América del Sur con la Antártida. Sus aguas tormentosas y su importancia en la circulación oceánica lo convierten en un lugar único en el mundo. Si te apasiona la oceanografía, la fauna marina y la historia de los grandes navegantes, ¡no puedes dejar de explorar el Pasaje de Drake!

Para obtener más información sobre el Pasaje de Drake y su conexión con la Antártida, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

¡Sumérgete en las aguas turbulentas del Pasaje de Drake y descubre su fascinante historia y su impacto en el mundo oceánico!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡Descubre el desafiante Pasaje de Drake y su conexión con la Antártida! puedes visitar la categoría Viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up