¡Descubre el fascinante mundo del Leviatán!

Probablemente, algunos hemos escuchado algo de esta creatura, pero hoy vamos a conocer un poco más de acuerdo con lo que dice la Palabra sobre este animal. Y no quedarnos solo con una cuestión mitológica o de fantasía sino acercarnos al entendimiento que nos lleve a lo práctico en nuestra vida, ya que de eso también se tratan estas preguntas y no sólo de resolver la duda per se.

¿Qué significa Leviatán?

Esta palabra leviatán aparece en nuestras Biblias, al menos en la versión Reina Valera, cinco veces, todas ellas en el Tanaj (Antiguo Testamento) en el libro de Job 3:8, 3:41, en el Salmo 74:14 y en el 104, así como en Isaías 27. A través de la historia, esta creatura conocida como leviatán, ha sido objeto de una serie de historias, mitologías y leyendas. Y se podría decir que es mayor la fama, de lo que el animal podría serlo. En este caso, trataremos de buscar la revelación y el mensaje más allá del concepto y figuras alegóricas que se prestan a interpretaciones ambiguas. Leviatán viene del hebreo (H3882) liviatán que significa enrollado. Animal engalanado, i.e. serpiente. Así que esta definición no nos dice mucho en cuanto a qué creatura pueda referirse, sobre todo por las características y perspectivas que vamos a leer.

Leviatán en el judaísmo

Dentro del judaísmo, de acuerdo con el pasaje de Génesis 1:21 "Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno." (RVR60). En este pasaje, es muy evidente parte de la descripción de la creación. Pero el comentarista y apologista judío Rashí, nos dice sobre el mismo pasaje: "De acuerdo con la leyenda esto se refiere al Leviatán y su pareja, ya que ésta, es la reencarnación de la serpiente de Adán y Eva. Dios creó un Leviatán macho y una hembra, entonces el macho mató a la hembra y la dio de comer para los honestos, ya que, si los leviatanes llegaran a procrear, entonces el mundo no podría interponérseles". Por lo que vemos, esta es una de las interpretaciones que se dan en el judaísmo, sobre lo que era el leviatán en base a las características y atributos, como ejemplo que era un animal enorme. Sin embargo, han derivado en algo mucho más grande de lo que posiblemente es. También en el judaísmo hay un rezo, muy particular, que se hace al salir de la sucá (cabaña): "Mayor sea su voluntad Señor nuestro Dios y Dios de nuestros antepasados, que apenas pues he satisfecho y he morado en esta sucá, así pueda yo tener mérito el año que viene para morar en la sucá de la piel del leviatán, el próximo año en Jerusalén". Es cosa sumamente extraña este rezo al salir de la sucá, terminando la Fiesta de Sucot (Fiesta de los Tabernáculos). Así que, tenemos otra referencia más, para que nos demos cuenta de que, dentro de la imaginación judía, es aceptada la existencia de esta creatura.

Hay un comentario que recopila una serie de comentarios -valga la redundancia-, de diferentes rabinos, que se llama Arts Scroll y en la página 725, sobre este mismo rezo, se dice: el leviatán era un pez monstruoso creado en el quinto día de la creación. Su historia se relaciona largamente en el Baba Batra (es el tercero de los tres tratados del Talmud del orden de Nezikín), en el tratado 74b del Talmud, donde se dice que el leviatán será destruido y su carne será servida como banquete para el honrado en el Olam Haba (el mundo por venir) y, su piel se usará para cubrir la tienda donde ocurrirá el banquete. La leyenda dice que en el banquete después del Armagedón (Monte Megido), el caparazón del leviatán será servido como comida junto con el behemot (monstruo poderoso). Aquí ya entra en el tema otra figura mística y extraña, otra creatura, llamada behemot. Pero, por lo pronto, dentro de la información que se nos brinda del leviatán, en el ámbito judío, no nada más es una figura real, sino como algo que trascenderá y será parte del día del juicio final. Entre paréntesis, lo que dice aquí en la explicación y por los comentarios de varios rabinos a lo largo de los siglos, se deduce que servirá como banquete, entonces tendría que ser kosher (apto para alimento), debería tener escamas y aletas si es un animal acuático o no se podría servir como banquete, si no cumpliera con estas características. También el leviatán puede ser interpretado como el mar mismo, es una forma más alegórica de verlo, pero dentro del judaísmo se puede ver como las profundidades del mar, la fuerza del mar, las fuerzas oscuras. Y su contraparte sería behemot, es decir, la tierra. Algunos eruditos han interpretado al leviatán como el mar en el Tanaj y sus referencias como altamente metafóricas. Como los merodeadores del mar que alguna vez aterrorizaron al reino de Israel. El mar siempre ha tenido esta connotación, sobre todo en altamar, en las profundidades, en las noches, como una zona de peligro, donde hay creaturas peligrosas. El hombre siempre ha tenido mucho respeto por el mar. Recordemos que no existían los enormes barcos por los que hoy se puede navegar con mucha más confianza. Las naves y los barcos motorizados no existían, entonces el hombre se encontraba a expensas de la naturaleza como: la lluvia, las tormentas, las olas; así como del imaginario colectivo, es decir, que a lo largo del tiempo se van formando leyendas, fábulas y mitos, que se van enriqueciendo y que derivan en historias increíbles o inverosímiles. Por eso, el leviatán se ha usado en comics, en libros y siempre se tiene la idea como de un monstruo marino o creatura sobrenatural.

Leviatán en el cristianismo

Ahora, dentro del cristianismo tradicional histórico, se le asocia como una representación de satanás o las fuerzas del caos. Algunos comentaristas cristianos de mucho tiempo, también lo ven representado en el libro de Apocalipsis como el dragón escarlata. Apocalipsis 12:3 "También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas;" (RVR60). Esta ha sido una interpretación histórica que se le ha dado al leviatán como una figura variante de ese monstruo marino, pero ahora representado por este dragón. Y en Apocalipsis 20:1-3 "Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo". (RVR60). Se vuelve a mencionar a este dragón, la serpiente antigua, posiblemente conectado con satanás.

Leviatán a la luz de la Biblia

Ahora vamos a verlo a la luz de la Escritura en Job 3:8 "Maldíganla los que maldicen el día, los que se aprestan para despertar a Leviatán." (RVR60). Aquí está hablando Job de un momento muy negativo y pesimista de su vida diciendo que los que despertaban al leviatán, vaya que si les iba mal. Está diciendo: ¡Vaya qué día en el que nací! ¡Qué mal día! ¿Para qué nací? ¡Mejor no hubiera nacido! Y en ese mismo pesimismo introduce al leviatán. En el Salmo 104:26 dice: "Allí andan las naves; Allí este leviatán que hiciste para que jugase en él." (RVR60). Está hablando acerca del mar desde el verso 25 y menciona que el mar es el área de juegos del leviatán, pues es su hábitat. En el Salmo 74:14 dice: "Magullaste las cabezas del leviatán, Y lo diste por comida a los moradores del desierto." (RVR60). Este pasaje está muy interesante porque aquí dice que magullaste o aplastaste las cabezas -plural- del leviatán. Entonces, al menos en el imaginario del salmista, tiene varias cabezas. De aquí se asocia la misma idea que leímos en Apocalipsis. Y vamos a ver que, en muchos casos, el mar representa a las naciones y que las cabezas pudieran ser reinos o dominios, lo que es una buena posibilidad. Y dice en Isaías 27:1 "En aquel día Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al leviatán serpiente veloz, y al leviatán serpiente tortuosa; y matará al dragón que está en el mar." (RVR60). Si leyéramos el contexto de este capítulo y lo que ha estado hablando Isaías, es un poco más evidente y claro que, el leviatán es usado de una manera alegórica y metafórica de Babilonia. Pues este capítulo habla de la liberación y del regreso de Israel del exilio. Aquí prácticamente los comentaristas, tanto cristianos como judíos, coinciden en que esta forma de referirse al leviatán es una forma de hablar de Babilonia.

Leviatán según el libro de Job, capítulo 41

Vamos a leer este capítulo 41 para saber las características que tiene el leviatán según el libro de Job, donde es muy evidente que es una creatura acuática de una clase particular. Se le describe como alguien con gran ferocidad y poder. ¿De dónde sacó estas características Job? No cabe duda de que, debió que haber tenido un entendimiento como muchos otros de esta creatura, por lo que era conocido para él. Job 41 "¿Sacarás tú al leviatán con anzuelo, O con cuerda que le eches en su lengua? ¿Pondrás tú soga en sus narices, Y horadarás con garfio su quijada? ¿Multiplicará él ruegos para contigo? ¿Te hablará él lisonjas? ¿Hará pacto contigo Para que lo tomes por siervo perpetuo? ¿Jugarás con él como con pájaro, O lo atarás para tus niñas? ¿Harán de él banquete los compañeros? ¿Lo repartirán entre los mercaderes? ¿Cortarás tú con cuchillo su piel, O con arpón de pescadores su cabeza? Pon tu mano sobre él; Te acordarás de la batalla, y nunca más volverás. He aquí que la esperanza acerca de él será burlada, Porque aún a su sola vista se desmayarán. Nadie hay tan osado que lo despierte; ¿Quién, pues, podrá estar delante de mí? ¿Quién me ha dado a mí primero, para que yo restituya? Todo lo que hay debajo del cielo es mío. No guardaré silencio sobre sus miembros, Ni sobre sus fuerzas y la gracia de su disposición. ¿Quién descubrirá la delantera de su vestidura? ¿Quién se acercará a él con su freno doble? ¿Quién abrirá las puertas de su rostro? Las hileras de sus dientes espantan. La gloria de su vestido son escudos fuertes, Cerrados entre sí estrechamente. El uno se junta con el otro, Que viento no entra entre ellos. Pegado está el uno con el otro; Están trabados entre sí, que no se pueden apartar. Con sus estornudos enciende lumbre, Y sus ojos son como los párpados del alba. De su boca salen hachones de fuego; Centellas de fuego proceden. De sus narices sale humo, Como de una olla o caldero que hierve. Su aliento enciende los carbones, Y de su boca sale llama. En su cerviz está la fuerza, Y delante de él se esparce el desaliento. Las partes más flojas de su carne están endurecidas; Están en él firmes, y no se mueven. Su corazón es firme como una piedra, Y fuerte como la muela de abajo. De su grandeza tienen temor los fuertes, Y a causa de su desfallecimiento hacen por purificarse. Cuando alguno lo alcanzare, Ni espada, ni lanza, ni dardo, ni coselete durará. Estima como paja el hierro, Y el bronce como leño podrido. Saeta no le hace huir; Las piedras de honda le son como paja. Tiene toda arma por hojarasca, Y del blandir de la jabalina se burla. Por debajo tiene agudas conchas; Imprime su agudez en el suelo. Hace hervir como una olla el mar profundo, Y lo vuelve como una olla de ungüento. En pos de sí hace resplandecer la senda, Que parece que el abismo es cano. No hay sobre la tierra quien se le parezca; Animal hecho exento de temor. Menosprecia toda cosa alta; Es rey sobre todos los soberbios." (RVR60). Vamos a ver las características, de acuerdo con cada versículo. No saquemos conclusiones tan rápido y veamos todo lo que dice, mientras tanto, vamos pensando e imaginando cómo puede ser el leviatán. Nos da una referencia que el leviatán era un animal sumamente fuerte y que, además, se encontraba en el agua al mencionar el anzuelo. Y que no podía ser atado o domesticado. (v1,5). Las preguntas de los siguientes versículos, las está haciendo Dios a Job. Su piel es sumamente dura y fuerte (v7). Acercarse a él, es desafiar la muerte (v8). Como diciendo: el que se le acerca ya no la cuenta. Es espantoso incluso mirarlo (v9). Pues tenía mirada asesina. Es mejor dejarlo solo o no despertarlo (v10). Tiene una forma elegante (v12). Aunque fuera terrible su aspecto tenía cierta elegancia y se podría considerar hasta con cierta belleza. Por eso, en la concordancia Strong, en la definición de esta palabra se dice que es elegante. Está increíblemente bien protegido con escamas (v13,15-17). Nos habla que su pecho estaba doblemente protegido, sus escamas son como una armadura cerrada. Tiene unos dientes temibles (v14). Su pecho es tan impenetrable como su espalda (v15,16). Al parecer podría arrojar fuego y tiene ojos rojizos (v18-21). De aquí la idea que pudiera ser un dragón o similar a éste, pues con sus estornudos enciende lumbre. ¡Impresionante creatura! Tenía un cuello muy poderoso (v22). Su piel, aún las partes más blandas, eran demasiado duras (v23). La piel de su pecho también es muy dura (v24). Su piel era tremendamente dura y poderosa como piedra. Hasta los hombres poderosos se aterrorizan (v25). Hasta a los valientes les terminaba dando miedo. Ninguna espada, lanza, dardo, jabalina, flecha, piedra, garrote puede derrotarlo (v26-29). Prácticamente ningún arma podría derrotarlo. No puede ser enjaulado, porque rompe el hierro como la paja, ni encadenado (v27). Al arrastrarse en tierra deja surcos en el suelo (v30 DHH). Nos hace ver que era un animal que también podía arrastrarse por tierra. En el agua, produce una estela profunda y turbulenta (v30-32). Al parecer tenía una temperatura alta (v31). Ya que hacía hervir el agua del mar profundo. Se le consideraba una clase única de animal, sin temor y finalmente el rey de todas las bestias (v34).

¿Entonces, qué animal puede ser?

A estas alturas, algunos ya se habrán imaginado o tendrán una idea de cómo dibujarlo. Esta es la descripción que nos da el libro de Job y al cual se le dedica un capítulo completo, lo cual es muy interesante que la Biblia nos proporcione tanta información sobre esta creatura y, ¿por qué se le dijo todo esto a Job?

Con estas características, ¿qué creatura podría ser? Algunos lo ven como un dinosaurio y en la actualidad, podría ser un cocodrilo por algunas características. En algunos casos, ha sido visto como ballena o cachalote por su tamaño, o alguna especie de tiburón sumamente grande, pero ninguno de ellos sale del agua. Sin embargo, por lo que hemos leído, es muy probable que el animal o creatura que se describe, podría estar tanto en el agua como fuera de ella. Por eso, ciertos reptiles cumplen con estas características. Algunos piensan que puede ser un dragón, pero una vez más, comentamos que no sabemos cómo era un dragón en realidad. Otros piensan que es un megalodón.

Lo que, si podemos estar seguros, es que cumple con las características de un reptil, porque puede estar tanto en la tierra como el mar, y su piel también tiene escamas que tienen dureza. Pudo ser un reptil marino, único en su clase, que pudo ser extinto, como muchas otras especies que han desaparecido, sin ser nada extraño. Sin embargo, algunos ven aquí la descripción de un plesiosaurio = cercano al reptil. En Perú se encontró el esqueleto completo de un plesiosaurio y tiene los rasgos y características parecidos a los descritos anteriormente. Job, que es posiblemente el libro más antiguo de la Biblia, ya que se considera que Job era contemporáneo a Abraham, por lo que fue antes de la época de Moisés. Sin duda, desde los días de Abraham y Job, muchos animales se han extinguido. Pero definitivamente, es visto por muchos, como una figura de satanás. Sin embargo, es solo la figura. No quiere decir que el animal o creatura lo sea en sí mismo, debido a la arrogancia, el poder, sino solo la figura. Pero creo que pensar que aún en nuestros días existe una creatura exactamente igual, es difícil.

Finalmente, recordemos dos cosas:

  1. Lo que nos dice el libro de Job es que, el leviatán está bajo el control soberano de Dios. Job desde el capítulo 26 había estado cuestionando a Dios por su situación, pero Dios le revierte a Job, usando el poder del leviatán y le describe las características de éste, para enfatizar la debilidad y fragilidad que tiene Job. Le dice Dios: si Yo cree al leviatán y es una creatura delante de la cual tú no puedes estar. ¿Entonces, cuán grande soy Yo?, le dice a Job. ¿Cómo crees que puedes estar delante de mí, si Yo someto a este animal? Así como todas las creaturas, porque a todas las hice Yo.
  2. Entonces, la pregunta hacia Job es: ¿por qué tratas de lidiar conmigo Job? Y creo que esta es una reflexión y enseñanza para nosotros del leviatán. Es decir, sea cual sea la creatura, todo está en el control y poder de Dios. Y ya sea que el leviatán represente a satanás o a Babilonia o que simplemente sea un símbolo del poder de la naturaleza, todo está bajo el control de Dios, quien es capaz de sujetar y someter toda autoridad, todo poder y todo ser, bajo sus pies. Y esto, nos debe ayudar a tener confianza en el Eterno y también ese respeto -temor-, para no cuestionar, muchas veces, sus designios, sus caminos y tener certeza que Él está en control de TODO.

Yo creo que el leviatán era, sin duda, una creatura real que, aunque hoy ha derivado en múltiples mitos. Debemos recordar algo: el libro de Job, el libro de los Salmos y ciertas partes de Isaías, son libros poéticos y eso no se nos debe olvidar. Por eso, ciertas características de estas creaturas que se resaltan simplemente son para dar énfasis a atributos como el poder, el orgullo y la fuerza. Tomarlos tan literal puede ser un poco riesgoso. Ya sea un cocodrilo, una serpiente marina, un dragón o un animal que represente el poder, Dios está en el control de eso y no debemos de tener ningún temor: ¡Confiemos en el Eterno!

Si quieres saber más sobre el fascinante mundo del Leviatán, te invito a visitar los siguientes enlaces:

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡Descubre el fascinante mundo del Leviatán! puedes visitar la categoría Ciencia y naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up