¡Descubre el Mar Báltico y su fascinante historia!

El Mar Báltico es un mar interior de agua salobre ubicado al norte de Europa, conectado al océano Atlántico a través de los estrechos de Kattegat y Skagerrak. Rodeado por nueve países, este mar ofrece una rica historia y una belleza natural impresionante.

Un mar joven y poco profundo

Con una superficie de 432,800 km², el Mar Báltico es geológicamente joven, existiendo solo desde el VI milenio A.C. Su poca profundidad, con un promedio de 57 metros y una profundidad máxima de 459 metros, junto con su limitada apertura al océano, hace que la renovación de las aguas sea lenta y propicia problemas de contaminación.

Un tesoro de ámbar

El Mar Báltico es conocido como el mayor depósito de ámbar del mundo. Se estima que se extraen entre 500 y 800 millones de toneladas de ámbar de sus aguas. La calidad del ámbar del Báltico es considerada una de las mejores, siendo producido principalmente por árboles coníferos. Solo los depósitos de México y la República Dominicana superan en calidad al del Báltico.

Una cuenca que abarca varios países

La cuenca del Báltico drena la totalidad de algunos países ribereños, como las repúblicas bálticas, Polonia y la región rusa de Kaliningrado. Además, ríos que nacen o atraviesan territorios de otros países, como la República Checa, Eslovaquia, Ucrania y Bielorrusia, también aportan agua al mar Báltico a través de vías fluviales.

Una biodiversidad única

La baja salinidad del Báltico, resultado de su alta latitud y la gran cantidad de agua dulce que recibe de los ríos, crea un entorno único para la vida marina. El mar alberga una mezcla de especies marinas y de agua dulce, lo que lo convierte en un lugar fascinante para la observación de la vida submarina.

Un destino turístico impresionante

El Mar Báltico ofrece una gran cantidad de destinos turísticos a lo largo de sus costas. Desde ciudades costeras como Malmö, Estocolmo y Helsinki, hasta islas y archipiélagos como las Islas Åland, Gotland y Öland, hay algo para todos los gustos. Además, la construcción de puentes y túneles ha facilitado el acceso a esta hermosa región.

Protección del Mar Báltico

Con el objetivo de proteger el medio ambiente del Mar Báltico, se han establecido convenios internacionales. El Convenio de Helsinki, firmado en 1974 y actualizado en 1992, tiene como objetivo abordar la contaminación y promover la conservación de este mar único. La Comisión de Helsinki, también conocida como HELCOM, es el órgano de gobierno encargado de implementar y supervisar este convenio.

¡Sumérgete en la historia y la belleza del Mar Báltico! Descubre sus tesoros naturales, su biodiversidad única y su importancia como destino turístico. Proteger este mar es fundamental para preservar su belleza y garantizar su conservación para las generaciones futuras.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡Descubre el Mar Báltico y su fascinante historia! puedes visitar la categoría Viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up