¡Descubriendo las profundidades del océano: El abismo Challenger en la Fosa de las Marianas!

El punto más profundo del océano

En abril de 2019, Victor Vescovo, un exmarine estadounidense, logró alcanzar el punto más profundo de los océanos conocido hasta ahora: el abismo Challenger en la Fosa de las Marianas. Un fuerte golpe y una violenta nube de arena sedimentaria anunciaron el aterrizaje de la nave a unos 10,983 metros bajo la superficie del agua.

Un tesoro por descubrir

La Fosa de las Marianas, monumento nacional marino de Estados Unidos desde 2009, es una masiva zanja natural que se encuentra a 200 km al este de las Islas Marianas. Con una forma de media luna, tiene 2,550 km de largo y 69 de ancho. El abismo Challenger se encuentra en la parte sur de esta depresión. Su origen se remonta a la formación de cordilleras debido al choque de dos placas tectónicas.

Lo que hace a esta fosa tan fascinante es que ni siquiera se conoce con certeza su profundidad. La dificultad para descender hasta el fondo, debido a la elevadísima presión, convierte en un reto no solo medir su límite, sino también descubrir las formas de vida que existen en condiciones tan extremas. Un reto que Victor Vescovo y su equipo aceptaron con valentía.

¿Hay vida en las profundidades?

Las transmisiones del batiscafo revelaron imágenes sorprendentes del abismo Challenger. El espectro luminoso iluminó un suelo de arena fina y clara con un fondo azul sombrío. En las primeras tomas se lograron apreciar rocas cubiertas por bacterias verdosas e, inesperadamente, una bolsa de plástico descansando inerte sobre el sedimento. Además, se observaron animales fascinantes como una anguila dientes de flecha de aguas profundas y un pez caracol de las Marianas.

Estos organismos son un tesoro para los biólogos, ya que permiten investigar los procesos de adaptación a la nula luz solar, a aguas extremadamente frías y a una presión mil veces mayor a la de la costa.

Un océano inexplorado

Aunque se han realizado numerosas mediciones de profundidad, solo cuatro personas han experimentado la oscura vastedad del abismo Challenger en persona. Los oceanógrafos Jacques Piccard y Don Walsh en 1960, el director de cine James Cameron en 2012 y, más recientemente, Victor Vescovo en 2019.

Es sorprendente que se hayan llevado a cabo el doble de expediciones a la Luna que a las profundidades de nuestros propios océanos. A pesar de que conocemos más sobre nuestro satélite, el océano sigue siendo en gran parte desconocido. Como mencionó Vescovo, el océano permanece inexplorado en un 90%.

Siglos de interés por las profundidades

El interés por el punto más profundo del océano se remonta a siglos atrás. La primera expedición que se propuso calcular la profundidad de la fosa fue el HMS Challenger en 1875. Este barco británico, equipado con múltiples aparatos científicos, estableció el límite en 8,184 metros y bautizó ese punto como el abismo Challenger.

A lo largo de los años, diversas embarcaciones con equipos de medición han buscado superar esta cifra. Actualmente, la profundidad se estima en 10,983 ± 6 metros en el abismo Challenger.

El océano sigue siendo un misterio por descubrir. A medida que exploramos las profundidades de la Fosa de las Marianas, nos maravillamos con las formas de vida adaptadas a condiciones extremas y nos enfrentamos al desafío de comprender y proteger este valioso ecosistema.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡Descubriendo las profundidades del océano: El abismo Challenger en la Fosa de las Marianas! puedes visitar la categoría Viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up