¡El agua, el recurso más preciado y amenazado de nuestro planeta!

La importancia del agua líquida para la vida

Cuando los científicos estudian la habitabilidad de otros sistemas estelares, existe una condición sine qua non; no suficiente, pero sí imprescindible para que el planeta en cuestión sea candidato a la existencia de vida: ¿puede existir agua líquida? Conocemos vida sin oxígeno o sin luz, pero no sin agua. Aunque la ciencia ficción y la especulación han imaginado otras bioquímicas no acuosas en condiciones muy diferentes a las terrestres, está por demostrar que sean viables. Pero al menos aquí, en la Tierra, el agua es el primer requisito para que este siga siendo un planeta vivo. Por lo tanto, y si hablamos de una transición necesaria hacia un mundo más sostenible, el agua es el primer ítem en la lista de recursos esenciales que debemos proteger para nuestra supervivencia y la de toda la vida terrestre.

El agua, un recurso escaso y precioso

Casi un 97% del agua de la Tierra es agua salada. De la dulce restante, el 68% está atrapada en hielos y glaciares. Pero si atendemos a los datos que se publican, cualquiera pensaría que corremos un urgente y grave riesgo de quedarnos sin este recurso esencial. Se utilizan 1.500 litros de agua para producir un kilo de grano, 10 veces más si el kilo es de carne, entre 400 y 11.000 litros para obtener uno de leche, e incluso un cultivo tan básico para la humanidad como el arroz gasta agua a razón de 3.400 litros por kilo. Los alimentos que cada uno consumimos cada día han requerido una media de 3.000 litros de agua, que se disparan hasta los 9.000 para los ciudadanos de EEUU. Pero no se trata solo de la producción de alimentos: fabricar una camisa de algodón emplea casi 3.000 litros de agua, o cerca de 4.000 unos pantalones vaqueros. Todo esto es lo que se conoce como agua virtual, frente al agua real que consumimos directamente.

El ciclo del agua y la huella hídrica de la humanidad

Por encima de todos estos datos rige un principio básico obvio: el agua no se crea ni se destruye, y por lo tanto la que tenemos en la Tierra es la misma que tuvimos y tendremos. Aquí está comprendida toda el agua, desde la que cubre el 71% de la superficie terrestre hasta la que yace encerrada en lo más profundo del subsuelo, desde la que forma los hielos hasta la que contiene nuestro cuerpo. La inmensa mayoría de este total, casi un 97%, es agua salada; de la dulce restante, el 68% está atrapada en hielos y glaciares. El agua dulce líquida aparece en la imagen de la Tierra como una pequeña salpicadura con un volumen de algo más de 10,6 millones de km3. Pero el 99% de esto está bajo tierra; si nos restringimos a la que tenemos a nuestra disposición en ríos y lagos, es una mota apenas distinguible en el gráfico, con un volumen de solo 93.000 km3. Por lo tanto, sí, es un recurso escaso y precioso.

En 2011 investigadores de la Universidad de Twente (Países Bajos) publicaron un estudio destinado a cuantificar en alta resolución la huella hídrica de la humanidad. Para el periodo de 1996 a 2005, el resultado es una media de 9.087 km3 al año, es decir, un equivalente aproximado a la décima parte de toda el agua de los ríos y lagos del planeta. El 74% de esta huella es verde, el 15% gris y el 11% azul. En otras palabras, la gran mayoría de esta huella hídrica afecta al agua de lluvia. En términos de media por persona, cada ser humano utilizamos 1.385 m3 de agua al año. Por sectores, el 92% de la huella hídrica total corresponde a la agricultura y la ganadería.

La insostenibilidad de los recursos hídricos

Pese a la renovabilidad del agua, los expertos advierten sobre la insostenibilidad de los recursos hídricos. El calentamiento global está intensificando el ciclo del agua, lo que implica un mayor riesgo de lluvias torrenciales e inundaciones. Un estudio de 2022 alerta de que la presión sobre el agua verde provocada por el cambio climático ya ha traspasado los límites planetarios seguros, y que por lo tanto nos hallamos en una peligrosa situación de insostenibilidad de los recursos hídricos. "La humanidad ya no está en la zona segura", concluyen los autores. "Se necesita una acción inmediata para mantener un ciclo del agua dulce resiliente y fortalecedor".

El debate sobre el agua embotellada vs. agua del grifo

Como consumidores, todos sabemos cuáles son las medidas elementales para ahorrar agua en nuestra pequeña parcela, como no dejar los grifos o la ducha corriendo, lavar los platos a máquina en un lavavajillas eficiente o recoger el agua de lluvia para regar. Pero existe un debate clásico que nos implica directamente a todos, y en el que a menudo se mezclan las proclamas legítimas con las publicitarias: ¿beber agua del grifo o embotellada?

Por desgracia, más de 2.000 millones de personas aún carecen de acceso a agua corriente potable. Pero para los que podemos elegir, no hay dudas. Según The International Water Association Publishing, el agua embotellada tiene su propia huella hídrica, de 3 a 4 litros de agua para hacer menos de un litro, a lo que hay que sumar la energía consumida, el transporte, la contaminación o los materiales como el plástico. Todo ello aparte de que el agua embotellada puede ser hasta 2.000 veces más cara.

En 2021 un estudio pionero dirigido por el ISGlobal de Barcelona puso cifras concretas: el impacto del agua embotellada sobre los ecosistemas a lo largo de todo su ciclo de vida es 1.400 veces mayor que la del grifo, y su impacto sobre los recursos es 3.500 veces mayor. Los autores analizan además el impacto en la salud de los bajos niveles de trihalometanos producidos por el tratamiento del agua corriente, y que se han asociado con el cáncer de vejiga; según los datos, su efecto medio real sobre la esperanza de vida de la población es una reducción de… 2 horas de vida.

En resumen, el agua es el recurso más preciado y amenazado de nuestro planeta. Debemos tomar conciencia de su importancia y actuar de manera responsable para protegerlo y utilizarlo de manera sostenible. ¡El futuro del agua está en nuestras manos!

Para más información sobre el futuro del agua y la importancia de su protección, puedes visitar los siguientes enlaces: El futuro del agua está en peligro, ¿estamos preparados? y El año del agua ha llegado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡El agua, el recurso más preciado y amenazado de nuestro planeta! puedes visitar la categoría Educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up