¡Descubre el abismo de Challenger en la fosa de las Marianas!

¿Sabías que ha habido más personas en la luna que en el lugar más profundo de la Tierra? Sí, es cierto. La fosa de las Marianas, ubicada en el océano Pacífico, al sur de Japón y bajo bandera estadounidense, es un punto tan misterioso y desafiante que ha sido poco explorado. Pero gracias a la valentía de algunos aventureros, como el famoso director de cine James Cameron, hemos podido conocer un poco más sobre esta increíble profundidad.

Las dificultades de explorar las profundidades extremas

La fosa de las Marianas alcanza una profundidad de 11.034 metros en el abismo de Challenger. Para tener una idea de lo profundo que es, si metiéramos el monte Everest en su interior, aún quedarían miles de metros por cubrir. Descender a estas profundidades es extremadamente difícil y costoso, y solo es posible con vehículos especialmente diseñados para soportar la presión extrema.

James Cameron, con su cápsula avanzada para grabar en 3D, fue uno de los pocos que ha descendido a estas profundidades. Según sus propias declaraciones, el descenso puede llevar más de dos horas y las cápsulas de los submarinos tienen un grosor de 90 mm para evitar ser destrozadas por la presión.

La última expedición récord y la contaminación en las profundidades

La última expedición que alcanzó la profundidad máxima de la fosa de las Marianas fue realizada por un equipo chino el 10 de noviembre de 2020. Con el submarino Fendouzhe, lograron llegar a los 10.909 metros y recolectaron muestras biológicas, sedimentos y rocas del lecho marino. Esta misión fue transmitida en directo por la emisora oficial CCTV de Beijing, demostrando el avance tecnológico de China.

Sin embargo, no todo es maravilloso en estas profundidades. Se han encontrado plásticos, evidencia de la contaminación humana, y los animales que habitan allí también sufren nuestra presencia.

Cómo se capturan imágenes y videos en las profundidades

La exploración de las profundidades marinas es financiada por muchos países, pero la más famosa es la Ocean Exploration de Estados Unidos. Utilizan vehículos operados a distancia (ROV) para descender a aproximadamente 4.500 metros y realizar investigaciones. Estos ROV están equipados con cámaras especializadas y sistemas de iluminación LED para capturar imágenes y videos en estas condiciones extremas.

Algunas de las cámaras utilizadas son el sistema de localización Insite Pacific Mini Zeus HD, la cámara científica SULIS Subsea Z70 con resolución 4K y zoom 12X, y las cámaras HD DSPL FlexLink HD Multi SeaCam. Estas cámaras están diseñadas para soportar la presión y la escasa luz en las profundidades, y permiten registrar el color real del fondo marino.

Las imágenes más profundas y el legado de James Cameron

Las imágenes de mayor calidad y profundidad del fondo marino fueron capturadas por James Cameron en 2012. Descendió solo en el submarino Deepsea Challenger, diseñado por él mismo, y grabó el documental 'Deepsea Challenge 3D'. Estas imágenes son consideradas las mejores fotografías tomadas en las profundidades extremas.

Aunque han pasado muchos años desde entonces, empresas especializadas como Triton han desarrollado equipos más avanzados para la exploración de las profundidades marinas. Estos equipos han sido utilizados para grabar documentales impresionantes, como 'Blue Planet II' de la BBC.

Si quieres conocer más sobre el abismo de Challenger en la fosa de las Marianas, puedes visitar este enlace. La exploración de estas profundidades sigue siendo un desafío emocionante y revelador, y nos muestra la increíble belleza y fragilidad de nuestro planeta.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡Descubre el abismo de Challenger en la fosa de las Marianas! puedes visitar la categoría Viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up